problema sin mover coche diesel
seguros Antonio Martinez Saez

El filtro de partículas, elemento clave

Si tienes un coche diesel ten en cuenta que pueden sufrir más que los de gasolina debido a largos periódos de estacionamiento, como ocurre ahora por culpa del coronavirus. Estar parados por largo periódo de tiempo puede suponer problemas mecánicos, que aunque no graves, si se pueden evitar con un mantenimiento adecuado.

El filtro de parículas

La falta de actividad del coche afecta particularmente a éste elemento.

La falta de uso del coche diesel, los trayectos cortos o circular a bajas revoluciones, que es lo que le está pasando a la mayoría de los coches de nuestro país,  se produce una osbtrucción parcial del filtro, la cual podemos saber con el encendido del testigo correspondiente en el panel de mandos.

Esto no implica que se produzca una avería, pero hay que solucionarlo hasta de que llegue a mayores.

Recomendaciones

Cuando circulemos con el coche en trayectos cortos, intentar hacerlo a un mayor número de revoluciones, lo cual aumentará la temperatura del motor, con lo que conseguiremos quemar una mayor cantidad de particulas, por la temperatura del escape y por la velocidad de salida de las mismas.

De ésta forma se elimina las ya acumuladas y se evita que se depositen más.

Para hacer ésto es conveniente y necesario que el motor ya se encuentre caliente, puesto que forzarlo en frío puede causar averías de otra índole. Tenerlo en marcha durante un tiempo, algo que puede ser complicado dada las limitaciones de movilidad existentes.

Podemos subir las revoluciones del coche diesel cuando estemos cerca ya del destino, para que el propulsor haya rodado el máximo tiempo posible y tenga la temperatura adecuada, situación que podrá comprobarse en el indicador del cuadro de mandos.

Mantenimiento del coche durante el esatdo de alarma

  • Batería. Si es posible, conviene desconectar la batería para que no se descargue. Bastará con desmontar el borne negativo de la masa para conservar la carga durante algunas semanas.
  • Neumáticos. Conviene que estén bien inflados para evitar deformaciones. Incluso es conveniente que tengan un 25% más de presión para que el propio peso del vehículo no los deforme.
  • Freno de mano. No levantar del todo la palanca del freno de mano, en el caso de que sea mecánico, para evitar que se agarrote con el tiempo. Dejar una marcha puesta para inmovilizar el vehículo y, si es necesario, bloquear las ruedas mediante cuñas.
  • Combustible. Dejar el depósito por encima de la mitad de su capacidad para evitar que se formen sedimentos o condensación de agua.
Antonio Martrinez Saez
El responsable del fichero usará ésta información par responder a las solicitudes de contacto. Los datos enviados se guardarán en un Hosting dentro de la UE. Puedes acceder, rectificar y suprimir los mismos si lo deseas.

Deja un comentario